Ocho errores comunes a la hora de crear un #Coworking

Estamos asistiendo a un boom de #Coworking en todo el mundo. Ciudades grandes y pequeñas ven crecer #espacios compartidos y perdurar con más o menos éxito. Sin embargo nadie puede negar que el concepto #compartir espacio de trabajo está tomando arraigo en empresas #start-up, #emprendedores, #autónomos o simplemente negocios que desean recortar costes. 

Al abrigo de la crisis, la creación de un #espacio coworking puede ser la solución de esa oficina que se ha quedado grande por la reducción de personal, de apartamentos de difícil alquiler, o simplemente la búsqueda de ingresos alternativos. Sin embargo, desde mi propia experiencia, he detectado al menos ocho errores para iniciar un coworking, que serían de utilidad para aquellos emprendedores que estén pensando en crear este negocio tan enriquecedor:

1) Iniciar un coworking con una gran inversión y cero #coworkers.

Es mejor ir ampliando y mejorando el espacio a medida van entrando nuevos coworkers, 

2) El precio no es lo más importante.

Un precio atractivo no hará que la cartera de clientes aumente. Al contrario, puede que el coworker potencial  sólo busque precio y no tengan la consistencia suficiente como permanecer en tiempo. Ello creo inestabilidad en los presupuestos.

3) Normas y más normas.

Está bien que el espacio esté regido por unas normas básicas pero uno debe dejarse aconsejar por los coworkers que ocupan  el espacio. Al fin y al cabo, ellos pasan muchas horas allí y las sugerencias pueden ser muy útiles.

4) Alquilar un gran espacio en una zona sin comunicaciones.

Cuidado ante la tentación de alquilar un espacio muy económico para la posterior puesta en funcionamiento del coworking. Las comunicaciones terrestres tales como metro, ferrocarril, autobús son de vital importancia especialmente en aquellas ciudades donde aparcar es harto difícil.

5) No prestar atención a las quejas de los coworkers.

Puede resultar, que uno piense que las quejas de los coworkers no deben ser atendidas en favor del concepto que uno tiene del negocio coworking. Ello puede resultar en un error, precisamente al enfrentarse a esas quejas y solucionarlas darán pie una mayor satisfacción del cliente y un mejor clima de trabajo.

6) Llenar el aforo de un coworking con mesas compartidas y coworkers.

Es habitual encontrar coworking con un exceso de mesas que acumulan a coworkers como sardinas en lata. Ello inicialmente puede ser bueno para las arcas del negocio pero creo que no puede ser duradero en el tiempo porque en el momento que los coworkers mejoran su capacidad económica, volarán a espacios donde puedan tener más espacio e independencia.

7) Ampliar coworking en diversos puntos de la ciudad.

El éxito de un coworking puede llevar al emprendedor a buscar nuevos lugares para crear un nuevo espacio. Sin embargo, es mejor intentar ampliar el negocio desde el mismo lugar porque se economiza en costes fijos tales como limpieza, servicios telefonía, agua, etc…

8)  Menospreciar las redes sociales e Internet.

La mejor y eficaz manera de llegar a una clientela potencialmente interesante es haciendo un especial hincapié en la creación de una web atractiva, ocupar primeros puestos de búsqueda en Google y una actividad dinámica en las redes sociales, tales como: Facebook, Twiteer, Google+, Foursquare, Pinterest, Instagram y Youtube.

En #Space&Co hemos creado en sólo dos años 700 m2 de coworking en una de las mejores zonas de negocio de Barcelona y es por ello que nos sentimos capaces de aconsejar a nuevos emprendedores que vean en el negocio Coworking una vía para incrementar sus ingresos y sobre todo la riqueza intelectual y social que puede aportar cada uno de los coworkers.

Share this Post: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit RSS Email

Related Posts

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.