Escenarios en los que el coworking es una buena opción

Escenarios en los que el coworking es una buena opción

Con el paso del tiempo y la evolución de las nuevas tecnologías la manera de relacionarnos ha ido cambiado. Y en la forma de organizar el trabajo, todavía más. Antiguamente el 85% de la gente que trabajaba en espacios cerrados lo hacía en una oficina. Sin embargo, actualmente existen muchas más alternativas a la clásica oficina de antaño. Una de ellas, y quizás la más popular, es la que representan los espacios de coworking.

Espacios más abiertos, con colaboración entre profesionales

El coworking es una forma de trabajo que permite a profesionales independientes, emprendedores, y pymes de diferentes sectores, compartir un mismo espacio de trabajo, tanto físico como virtual, para desarrollar sus proyectos profesionales de manera independiente, a la vez que fomentan proyectos conjuntos.

El coworking permite compartir oficina y equipamientos, y constituye una propuesta más elaborada que los de los denominados «cibercafés», entornos en los que también se cuenta con conexión a Internet.

¿En qué situaciones puede ser útil un coworking? 

A continuación citamos algunos ejemplos de profesionales o situaciones muy comunes en las que el coworking es, sin duda alguna, la mejor opción para tirar adelante un proyecto, empresa o trabajo como autónomo:

Una pequeña empresa: Para reducir gastos y crear sinergias. Es una firma de 2 o 3 trabajadores que ni se puede permitir precios muy altos para oficinas, ni quieren cerrar sus puertas a posibles colaboraciones con otras compañías. En este caso, un coworking ahorraría costes si lo comparamos con precios de alquiler de locales en muchas ciudades medias y grandes de España y abriría grandes posibilidades para nuevos proyectos con otros ‘actores’.

Como paso previo para dar el salto al exterior. Ya lo comentamos en una ocasión en estas mismas líneas, estos espacios permitían salir a otros mercados con presencia física, sin costes elevados (las grandes capitales de países europeos tienen precios muy altos) y con el apoyo de otras firmas en este ‘aterrizaje’

El autónomo o freelance. El teletrabajo para un trabajador independiente no es algo, realmente, sencillo. Hay cierto riesgo de aislamiento y serias dificultades para aprovechar al máximo las jornadas. Por eso, un espacio de coworking permitirá tener un mayor orden entre la vida personal y laboral, siendo la opción más económica. Además, abre la puerta a iniciativas y actividades para mejorar la formación o incrementar la red de contactos en el sector. Así como de optimizar el tiempo, como explicamos en ‘La mitad de los autónomos sacrifica su tiempo persona para trabajar’. Este es, probablemente, uno de los principales problemas de la vida freelance. Sin embargo con el uso de un coworking puede minimizarse el efecto negativo que tiene para tu vida privada el seu tu propio jefe.

El crecimiento en la oferta de coworking es muy significativo, especialmente en grandes ciudades. La intensificación de la actividad emprendedora, ya sea a través de empresas como con autónomos, va en consonancia con esta expansión de una forma de entender el lugar de trabajo diferente, más abierta y flexible, donde la colaboración sea aún más sencilla.

Inspirado en el blog de BBVA.

Share this Post: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit RSS Email

Related Posts

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.