Como el café afecta al espacio de Coworking

Como el café afecta al espacio de Coworking

Un día sin café para muchos no es una opción. El café es a menudo el alma de nuestro espacio de trabajo o coworking y sin él nos sentimos sin fuerzas para comenzar el día. De todos modos, se puede encontrar el equilibrio perfecto de cafeína en el  día a día y aprovechar los beneficios de un mayor rendimiento en el  lugar de trabajo, si se hace con moderación.

El  café nos saca de nuestro estado de fatiga. Una buena dosis de cafeína puede animar a aumentar el flujo sanguíneo al cuerpo y  cerebro y hace que uno tenga más motivación a la hora de desempeñar tareas.

El 90% de la población mundial tiene algún tipo de cafeína todos los días. Hay gente que toma  bebidas de cafe cada día y algunos sólo beben una taza o dos.

La cafeína y el café pueden positivamente afectar a como uno trabaja y el contorno laboral.

Un buen impulso de  cafeína actúa como un estimulante del sistema nervioso central. Aumenta sus niveles de energía inactivos, mejora la memoria, mejora el estado de ánimo y levanta síntomas similares a la depresión, y da resistencia. Todo esto combina y crea sentimientos de motivación, positivos y felices, y un mayor rendimiento en el lugar de trabajo. Hace que tengas la energía, la capacidad intelectual y un excelente estado de ánimo que permite realizar todo su trabajo gracias a una buena taza de café.

Los efectos positivos y negativos dependen de la cantidad de café y el consumo de cafeína que haya tenido. Beber más de unas pocas tazas puede afectar la mente y el cuerpo. Hay quienes beben café todo el día y, como resultado, pueden irritarse, estar nerviosos y deshidratarse. Beber tanta cafeína también te mantendrá despierto por la noche, cansándote en el trabajo al día siguiente, y así el círculo vicioso continúa. Demasiada cafeína también puede alterar su estómago y causar acidez estomacal o indigestión. Todo esto puede resultar en una disminución del rendimiento en el lugar de trabajo porque su cuerpo está cansado o nervioso, y su mente no ha descansado lo suficiente como para pensar con claridad.

Demasiado de todo no es bueno y el café no es una excepción. Beber cualquier cosa que contenga cafeína debe consumirse de manera responsable, de lo contrario, podría dañar su salud. Tomar café en las últimas tardes y noches también puede estropear su horario de sueño. Lo mejor es beberlo más temprano en el día.

Además, consumir grandes cantidades, especialmente cualquier cosa que supere las tres tazas puede irritar el estómago y deshidratarlo. Agregar azúcar, algo artificial y dulces a tu bebida puede tener un sabor delicioso, pero puede hacer que tu cuerpo tenga problemas. Evita usar muchos extras y, si es necesario, agrega elementos que sean totalmente naturales.

No te preocupes aún puedes tener tu café en el trabajo. Beber la cantidad correcta en realidad ayudará a aumentar su rendimiento y estado de ánimo, lo que redundará en trabajadores y supervisores felices y productivos. Consumir demasiado puede tener exactamente el efecto opuesto, dejándolo cansado, tembloroso e irritado tanto en la mente como en el cuerpo.

Beber algunas tazas sin agregar nada artificial es una de las mejores maneras de tomar su café. Los trabajadores cansados ​​e irritados pueden ser un desastre para cualquier compañía, y los efectos sobre la estimulación excesiva no son agradables.

En Space&Co disponemos en la sala de reunión y en office de varias cafeteras Nespresso para activarse de buena mañana.

Share this Post: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit RSS Email

Related Posts

Deja un comentario